NOTICIAS

INTECSA-INARSA EN EL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO EDIFICIO CON DESTINO AL INSTITUTO DE RECURSOS NATURALES Y AGROBIOLOGIA DE SALAMANCA

INTECSA-INARSA, en UTE con Abalo Arquitectura e ingeniería y G. Cabanillas Arquitectos, ha sido adjudicataria del contrato correspondiente a Servicio de arquitectura para redacción de proyecto, estudio de seguridad y salud, dirección de obra para el proyecto de construcción del nuevo edificio con destino al INSTITUTO DE RECURSOS NATURALES Y AGROBIOLOGIA DE SALAMANCA perteneciente al CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS (CSIC)

La oportunidad de proyectar el nuevo edificio del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA), supone afrontar el reto de diseñar un edificio representativo que esté a la altura, tanto de la imagen, como del nivel tecnológico y compromiso medioambiental, de un organismo tan reputado como lo es el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

El área destinada a la edificación de la nueva sede del IRNASA se encuentra situada en las proximidades del Campus Unamuno de la USAL, y de los Institutos de Biología Funcional y Genómica (IBFG-CSIC) y Neurociencias de Castilla y León (INCYL-USAL). Es adyacente a la parcela en la que se construirán los nuevos edificios de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca y de Transferencia y Comunicación del sector Agropecuario de la Diputación de Salamanca.

Estas dos parcelas constituirán el nuevo Campus Agroambiental, en el que las edificaciones estarán relacionadas entre sí sobre temas de interés agropecuario, agroalimentario y medioambiental.

Se trata, pues, de un entorno en el que se desarrollarán actividades de investigación, con un alto nivel tecnológico, integrado en el ámbito del Plan Parcial Sector 77 ‘La Platina’, de carácter mayormente residencial.

Las condiciones naturales de esta zona, tanto a nivel topográfico como de orientación, dotan a la parcela, y por consiguiente al futuro edificio que proponemos, de unas vistas inmejorables de la ciudad de Salamanca. De esta forma, el edificio proyectado para la nueva sede del IRNASA ha de convertirse, además de en polo de investigación de máxima eficiencia, en un referente visual, debido a su posición en el entorno. La arquitectura tiene la capacidad de generar nuevos espacios que a corto y largo plazo pueden llegar a influir en cómo se desarrolla su entorno más próximo.

Se ha tenido en cuenta la posición del edificio y su volumetría en cuanto a la afección visual y a evitar proyección de sombra sobre las zonas con orientación a sur en la parcela, que como hemos indicado, se destinarían a invernaderos y zonas de cultivo. La posición elevada del edificio y su visión, tanto desde dentro del propio recinto del IRNASA, como desde la autovía próxima y desde la ciudad de Salamanca al Sudeste, lo convertirá en un foco visual, potenciando su función representativa, tanto de día como de noche.

La imagen externa, la más inmediata, debe ser fácilmente identificable, aún más, poder asociarse de alguna forma con la actividad de investigación que acoge.

La fachada, entendida como tarjeta de presentación del edificio, funciona no sólo a nivel de imagen, que es lo que va a percibirse desde el exterior. Debe ser el exponente del grado de compromiso con el cambio que se está produciendo en la forma de entender la Arquitectura, como una necesidad de ese cambio de actitud en el diseño y construcción de edificios, como estrategia para garantizar no sólo la conservación del medio ambiente, sino también su viabilidad económica futura.

La orientación elegida es la óptima para lograr las mejores condiciones lumínicas y climáticas en las fachadas de mayor longitud, de forma que repercuta en un mejor rendimiento energético del edificio, así como en un mayor confort de uso para sus ocupantes. A ello contribuye la envolvente prevista, con una doble piel, accesible para su mantenimiento y limpieza, que sirve como filtro. Esta orientación nos permite, al mismo tiempo, dotar a los espacios más nobles del edificio, tales como despachos, salas de reuniones, biblioteca y cafetería, de vistas hacia el centro histórico de Salamanca, incorporando terrazas a modo de espacios de relación y descanso.

Se ha optado por un proyecto que unifique simplicidad constructiva y funcional, de forma que el resultado final sea el de un edificio de imagen clara pero potente, asociada a la actividad que acoge, basado en el concepto de la eficiencia de los métodos constructivos, que faciliten un desarrollo del programa en espacios flexibles, adoptando decisiones ajustadas a su utilidad y funcionalidad. Los mejores edificios no son los que se apoyan en soluciones innecesarias para parecerlo, sino los que, con una base de concepto sólida, consiguen lo mismo sin más que con lo surgido de las propias necesidades de diseño.

Generalmente se identifica al CSIC con la investigación y la tecnología más avanzadas y ello se puede trasladar de igual forma a la arquitectura que sirve como contenedor a sus actividades. Esa tecnología constructiva, aplicada a conseguir un edificio altamente eficiente, basándonos en un diseño funcional, flexible en su estructura interna y sus instalaciones, es lo que ofrece la propuesta ganadora.

INTECSA-INARSA, S.A.

C/ Julián Camarillo 42

28037 | Madrid | España

T +34 915 673 800

F +34 915 673 805

general@intecsa-inarsa.es

Imagen sellos calidad 2

Utilizamos cookies tanto propias como de terceros para mejorar tu experiencia de usuario, realizar análisis estadísticos y ofrecerte información de interés. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo rechazarlas o eliminarlas.